Guantes de protección contra agresiones de origen eléctrico

 
Te explicamos cuando, donde y como los debes utilizar. Así como también las medidas que han de cumplir para evitar tener accidentes.

Los guantes contra agresiones de origen eléctrico son un equipo de trabajo destinado a la protección de las manos y los antebrazos contra electrocuciones.

Cada guante de protección o en su defecto el envase o caja donde vengan deberá ir marcado con la siguiente información:

- Nombre, marca registrada u otro medio de identificación del fabricante.

- Talla.

- Referencia sobre dónde se puede obtener información e instrucciones de uso.

- Cuando los guantes sean de diseño sencillo para proteger solamente contra riesgos mínimos deberá ir claramente indicado en la etiqueta del fabricante con la frase: "Sólo para riesgos mínimos".

Para que los guantes sean realmente efectivos se deben seguir unos criterios de uso y mantenimiento:

- Determinar la talla necesaria para cada operario ya que una talla inadecuada puede hacer que el guante se vuelva ineficaz.

- Inspeccionar periódicamente las condiciones de utilización de los guantes (si presentan roturas, rozaduras, agujeros o dilataciones).

- Realizar una limpieza y un mantenimiento adecuados siguiendo siempre las instrucciones del proveedor.

Actividades en las que se utilizan:

- Trabajos con riesgo eléctrico.

- Trabajos de soldadura.

Mas noticias sobre: Electricidad

Recomendar:

 

Pablo
Septiembre 17, 2009
Valora esta nota
COMENTARIOS